Tan solo sentarse (shikantaza)

“Tan solo sentarse”, shikantaza, significa que nada se interpone entre aquel que se sienta y el acto de sentarse.

Esta sentada no se funda sobre ninguna creencia, ninguna idea. Se trata simplemente de vivir la experiencia. La experiencia de la simplicidad, de la bondad, de la presencia, de la desnudez. O incluso, si hay que encontrar una palabra mas potente todavía, de la libertad.

Shikantaza significa la experiencia de deshacerse de las luchas, de las expectativas, de las comparaciones.

El pensamiento es conducido a liberarse de él mismo, no es que el pensamiento sea obligado al silencio por algún tipo de forzamiento, se vacía de si mismo.

El pensamiento sigue sin cesar al pensamiento, hay tantas preguntas. Se busca, se encuentra y, cuando una respuesta destruye la primera pregunta, la respuesta se muda a su vez en una nueva cuestión, no cerrando jamás el círculo del pensamiento que sin cesar se persigue a sí mismo.

Y sin embargo, en esta experiencia de simplemente sentarse, Shikantaza, toda interrogación que busca su respuesta, toda respuesta que se acomoda con su pregunta, son vencidos por la experiencia misma”.

(Éric Rommeluère)