La Vía del Pájaro (Chôdô)

La Vía del Pájaro (Chôdô)

 

La Vía del Pájaro

(Chôdô)

 

Un monje preguntó al maestro Dongshan Liangjie:

“Usted nos dice siempre que sigamos la vía del pájaro. No comprendo, ¿qué es la vía del pájaro?”

El maestro dijo: “No encontrar a nadie.”

¿Cómo seguirla?”

El maestro respondió: “Tan solo te hace falta ir sin sandalias en los pies.”

 

(Recopilación de la transmisión de la lámpara en la era Jingdei)

 

“Practicar secretamente, permanecer en lo invisible y vivir lo ordinario»; no existe otra definición para decir la verdad del zen.

Muchas fórmulas y metáforas chinas evocan este ejercicio de la transparencia. Se habla de ocultar las huellas o de convertirse en un idiota.

El maestro Dongshan (ss. IX) habla de tomar “la vía del pájaro”, chôdô. El pájaro vuela en el cielo. A veces desaparece, a veces aparece ante nuestra mirada, pero no deja nunca huellas en el inmaculado cielo azul.

Existen diferentes maneras de vivir y de proclamar lo invisible – según los tiempos, el humor, el carácter propio de cada uno-.

Dôgen informa que Rujing, su maestro chino, rechazó el hábito violeta y el título oficial de “maestro de meditación”, que el emperador Ning le había concedido y que debían afirmar su estatus de abad de uno de los más grandes monasterios de la época. Declinó la oferta por carta y recibió simplemente como respuesta té del emperador.

Rujing prefirió la ropa negra de los simples monjes y cultivar lo ordinario. Sin preocuparse de los títulos o del renombre (Dôgen, La Práctica mantenida).

(La vía del pájaro Éric Rommeluère)

Continuar leyendo «La Vía del Pájaro (Chôdô)»

Sesshin con Celso Navarro

Zen y no-dualidad

indicaciones para el camino: el camino trazado por BanKei Yotaku, Hakuin Ekaku y Hui-Neng